ELN-PAZ

Delegación de Diálogos ELN

PETICIÓN DE INMEDIATO CESE EL FUEGO EN COLOMBIA

El Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano (CONPA)

Bogotá DC, agosto 11 de 2020

Señores:

Iván Duque Márquez – Jefe de Estado y Presidente de la República de Colombia

António Guterres – Secretario General de la ONU

Papa Francisco – Estado del Vaticano

La Resolución 2532 del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas ONU emitida el 01 de julio de 2020, exige el cese general e inmediato de las hostilidades en todas las situaciones de las que se ocupa, como lo es Colombia. El Consejo de Seguridad exhorta a todas las partes en los conflictos armados a que realicen de inmediato una pausa humanitaria de al menos 90 días. El Papa Francisco se sumó el 05 de julio a respaldar esta Resolución, pidiendo a su vez que las naciones y los grupos insurgentes e irregulares realicen un Alto el Fuego inmediato en medio de la pandemia del Covid-19, para la atención humanitaria y protección de las personas, que están sufriendo además de la pandemia las consecuencias de los conflictos armados.

En Colombia el pueblo y comunidades afrodescendientes han sido víctimas desproporcionadas del conflicto armado y de la política de desarrollo implementada en sus territorios, como quedó reconocido en el Capítulo Étnico del Acuerdo de Paz entre el Estado y las FARC-EP, y en los Informes producidos por los organismos multilaterales como la ONU y la OEA. La Corte Constitucional a su vez en el marco de la Sentencia T-025 de 2004 ha identificado la profunda crisis humanitaria que afecta a la población negra del país (Auto 005 de 2009), estableciendo además en su proceso de seguimiento la profundización de esta tragedia por falta de respuesta del Gobierno Nacional (Auto 266 de 2017).

En la actualidad el conflicto armado se ha escalado en los territorios afrodescendientes, en especial en el Litoral Pacífico colombiano, destruyendo las comunidades y afectando a cientos de miles de personas; incluyendo centros urbanos como Buenaventura, Tumaco, Quibdó, Guapi, Norte del Cauca, Montes de María, Bajo Cauca y Orinoquia. En medio de la pandemia del Covid-19 esta crisis humanitaria se ha agudizado generando graves afectaciones en materia de Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario.

En este crítico contexto, las poblaciones más afectadas en Colombia, como los pueblos étnicos, han generado un grito de auxilio para que Colombia y la comunidad internacional valoren las vidas de las poblaciones en medio de los conflictos armados. Es importante que Colombia como Estado Social de Derecho revise la magnitud de la tragedia, para construir un escenario de diálogos con los actores armados subversivos: ELN, Disidencias de las FARC, y otros grupos irregulares.

Como pueblo afrodescendiente creemos que existe un importante avance en el Proceso de Paz con el ELN, en particular con la firma entre el Gobierno colombiano y el ELN del Acuerdo General de marzo de 2016 y las Mesas de Negociaciones en La Habana y en Quito, instamos a las partes a continuar con este diálogo en el marco de un cese total de hostilidades.

Desde el pueblo afrodescendiente instamos al Presidente de Colombia, en su calidad de Jefe de Estado, acate inmediatamente el llamado del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Cese el Fuego y gestione de forma urgente las medidas humanitarias, mostrando voluntad política por salvaguardar la vida e integridad de las y los afrodescendientes y otras poblaciones de Colombia.

Solicitamos además al Gobierno Nacional que en el contexto de esta pandemia del Covid-19, se evidencia una vez más el racismo y la exclusión estructural que afectan a las comunidades y territorios afrodescendientes en Colombia, se asuma intervenir sobre los efectos prolongados del racismo y la discriminación racial, expresos a través del sistemático incumplimiento estatal de los Planes de Desarrollo consultados, las órdenes judiciales de protección, al igual que los demás acuerdos políticos alcanzados, incluido el Capítulo Étnico del Acuerdo de Paz.

Solicitamos al Secretario General de las Naciones Unidas que a través de sus buenos oficios dé instrucciones específicas a su representante en Colombia, para coordinar con las demás instituciones del Sistema de Naciones Unidas, para que presten todo el apoyo necesario, conforme a sus mandatos y capacidades, al Gobierno de Colombia para el cumplimiento urgente y efectivo de la Resolución 2532, el cumplimiento del Acuerdo de Paz firmado con las FARC-EP y a que persista en el diálogo con la guerrilla del ELN y otros grupos armados en confrontación.

Reiteramos entonces la importancia de la Resolución 2532 e instamos a su implementación en Colombia por parte del Presidente señor Iván Duque y las demás autoridades del Estado, y alentamos a que se realicen diferentes acciones de acompañamiento internacional y de gestión por parte del Secretario General señor António Guterres y del Magnánimo Papa Francisco, desde un espíritu de diálogo constructivo para la paz y protector de la vida.

¡Muchas gracias por su amable atención y anhelamos construir territorios de paz a través de un Acuerdo Humanitario Ya!

Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano – CONPA

#AcuerdoHumanitarioYa

Siguen 1.050 firmas de organizaciones, comunidades y personalidades.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 ELN-PAZ

Tema de Equipo Digital ELN